¿Por qué se cae el pelo? ¿Qué provoca su caída?

En el Blog de la Peluquería Manuela Diego, contamos algunos mitos y resolvemos algunas dudas sobre este tema y te contamos qué factores afectan a la caída del pelo. ¡Atención a lo que vamos a contar!

¡ATENCIÓN! Piensas que la caída en otra época del año que no sea primavera u otoño es síntoma de enfermedad o calvicie, que la abundante caída de pelo significa que la raíz está enferma, luego te quedarás calvo o que el pelo sólo se les cae a los hombres.

¡La caída de pelo es normal! el cabello crece, cae y se renueva.

Las personas mudamos diariamente unos 50 a 100 pelos. Este “recambio” es similar al que se produce en los animales. La diferencia es que nosotros no estamos igual de sincronizados puesto que no necesitamos el pelo para regular nuestra temperatura: unos días se caen 100 pelos y otros sólo 50. En estos casos se acumulan, por lo que habrá días en los que el número de caída ascienda a 150 0 200 pelos y, al igual que ocurre en los animales, los pelos caídos se recuperan.

En ocasiones, la acumulación y mayor caída del pelo coincide con la estación de otoño.

¿Por qué se cae el pelo en otoño?

Durante el verano, el calor y los rayos UV hacen que nuestro pelo se encuentre en su fase de crecimiento. Al llegar el otoño, las raíces dejan de fabricarlo, reposan y desprenden el pelo ya formado. Los pelos que se desprenden son sustituidos por otros nuevos por lo que la densidad del cabello no disminuye.

No te preocupes por la pérdida de mucho pelo, preocúpate por la pérdida de su densidad.

La calvicie no viene dada por la abundante pérdida de pelo, todo lo contrario, las raíces enfermas dejan de producir pelo, por lo que no hay posibilidad de desprender cabello si no existe. Las raíces dañadas comienzan formando un hilo fijo hasta que finalmente el pelo se convierte en vello y desaparece.

¿Qué factores afectan en la caída del pelo?

Como hemos comentado anteriormente, la caída del pelo es un proceso normal y cíclico de envejecimiento y cambio del cabello. Sin embargo, hay algunos factores que favorecen la pérdida de pelo:


1. Situaciones de estrés, una infección, una enfermedad o una cirugía

provocan diferentes reacciones en nuestro cuerpo como es el daño a los folículos pilosos, impidiendo su crecimiento. Este hecho provoca una pérdida de densidad del cabello ya que tras su caída, 2 ó 3 meses después de haber sometido al cuerpo a estas situaciones, no tiene nuevo pelo para ser sustituído.


2. El embarazo

La alteración hormonal que se produce durante el embarazo provoca la abundante caída del pelo unos meses después del parto. ¿Por qué? Esto se debe al aumento de los niveles de estrógenos durante los meses de gestación aumentando la prolongación de la fase de crecimiento del pelo, haciéndolo más fuerte y grueso. Después del parto las hormonas se estabilizan, el cabello comienza su periodo de caída y el pelo nace más fino y débil.


3. Aumento de hormonas masculinas

La alopecia androgenética o calvicie hereditaria, es muy común en los hombres, pero las mujeres no están libres de sufrirlo. ¿Por qué se produce? La alopecia androgenética se produce al sufrir un exceso de hormonas masculinas como la testosterona, por la misma predisposición genética de nuestro cuerpo o por el aumento de la edad. Este tipo de alopecia suele ir acompañado de un exceso de grasa, molestias y dolor en el cuero cabelludo.


4. Menopausia

¿Por qué la alopecia androgenética es más común en hombres? Porque las mujeres poseemos más cantidad de estrógenos, hormonas esteroideas que favorecen el crecimiento del pelo y protegen el folículo piloso de las hormonas masculinas, los andrógenos. Tras la llegada de la menopausia, los estrógenos disminuyen y reduciendo el tiempo de crecimiento del pelo así como un cabello más débil y delgado.


5. Enfermedades autoinmunes

La alopecia areata es considerada como una enfermedad autoinmune en la que nuestras defensas del sistema inmunitario atacan, por error, a las células sanas del cuerpo causan trastornos como la calvicie.


6. Maltrato al cabello

En este caso se producen las alopecias traumáticas, provocadas a través de la práctica agresiva de técnicas de peluquería, hablamos del maltrato a nuestro cabello sometido a tirones, exceso de calor o aplicación de productos con alto contenido en sustancias químicas muy fuertes. Por otro lado, los hábitos de vida que producen daños en nuestro pelo como la falta de higiene o la mala alimentación, son factores oxidativos que perjudican al crecimiento de nuestro cabello.


7. Carencia de vitaminas, minerales, proteínas y grasas esenciales.

La alimentación es fundamental, también para la salud de nuestro cabello. Por ello es el reflejo de la falta de proteínas, minerales, vitaminas y grasas esenciales que le dan vitalidad y favorecen un crecimiento. La falta de hierro, de zinc, de biotina o vitamina B y de vitamina D, entre otros, puede ser la causa de la pérdida de densidad en tu melena.


8. Pieles atópicas y grasas

Cuando el cuero cabelludo está dañado, sufre de alguna anomalía tipo dermatitis o un aumento de grasa, causando el taponamiento e irregularidades en los poros de la piel impidiendo que el pelo crezca en su ciclo regular y provocando, por tanto, la disminución de la densidad de cabello.

En Manuela Diego Peluquería realizamos gratis análisis capilares

Pide una cita

Te proponemos algunos productos orgánicos para prevenir la caída del cabello: